happy new year

Si hay algo de lo que nos sentimos orgullosos es del grupo humano que forma nuestra empresa. Siempre hemos creído que la empresa la hacen las personas, no los productos, ni los propietarios, ni los clientes. La empresa tiene una parte de cada uno y por eso en Bemalú cuidamos mucho a nuestro personal, porque cada uno de ellos y ellas son tan importantes como la propia empresa.

La incertidumbre de tiempos pasados hace tiempo que ha pasado a un segundo plano, y debemos congratularnos del crecimiento que estamos experimentando en los últimos años, sobre todo en el primer semestre de 2018. Si bien es cierto que tenemos el concepto de empresa familiar, la magnitud del volumen de pedidos que estamos trabajando pudiera hacer que, la relación social de los empleados con la propia empresa sea menor. Pero no es así. Estamos trabajando en poner los medios adecuados para no perder esa cercanía con nuestros empleados. Por que si los que dirigimos la empresa la tenemos con ellos, ellos la van a tener con nuestros clientes, y nuestros clientes nos verán como un lugar de confianza y referencia.

No somos una ONG, eso es cierto, pero apostamos por el capital humano, apostamos por la estabilidad, por la cercanía, por la conciencia de empresa, por la familiaridad de las relaciones, siempre desde el respeto y la cordialidad.

Procesos de Gamificación.

En Bemalú cada vez más estamos implantando agresivos proyectos de gamificación, que hacen que nuestros trabajadores desarrollen su actividad con un plus más de cercanía y motivación. La sana competitividad, es lo que hace que las personas luchemos (en el sentido empresarial) por ser mejores, por ser más eficientes, pero sobre todo por ser felices. La felicidad de nuestros empleados es la base de nuestro éxito, porque todo ese positivismo y felicidad se ve reflejada en nuestros establecimientos y nuestros servicios, y nuestros clientes lo notan a primera vista.

Creemos que el futuro de nuestra empresa pasa por nuestros empleados, por mantener la estructura que tenemos actualmente de capital humano, que poco a poco irá creciendo para poder competir de forma más eficiente con nuestros competidores. No nos obsesionamos con ellos, aunque tampoco le quitamos el control y testigo para conocer sus metodologías, resultados y compararnos.

RSC

Responsabilidad Social Corporativa. Pero haciéndolo solamente en aquellos proyectos que nos permitan poder ayudar a crear un mundo mejor, poniendo nuestro granito de arena. La inclusión de puestos de trabajo para personal con discapacidad, hace que no sintamos felices de hacer feliz a personas que tienen difícil el acceso a cualquier puesto de trabajo. Intentamos hacer que todo sea diferente, que cada uno tenga su sitio, y apostamos por la inclusión, la igualdad de oportunidades y la concienciación para ser mejores y más comprometidos.

¿Dónde queda el aspecto empresarial en relación con los gastos y beneficios?

En realidad, la experiencia nos dice que todo lo que des luego te viene devuelto por partida doble. Y si no, que son las pocas veces, la satisfacción de poder ayudar a personas poniendo nuestra humilde contribución para hacerles este mundo un poco más humano es recompensa más que suficiente, que nos congratula y nos emociona en partes iguales.

El futuro de almacenes Bemalú es un futuro prometedor, sostenido, ilusionante, pero sobre todo, un futuro en donde podamos estar todos. Todos los que se sientan comprometidos con esta marca, con esta gran familia de profesionales que nos ayudan a ser mejores profesionales y mejores personas.

No nos olvidamos de la estandarización de procesos basados en la automatización que aporte la ayuda necesaria a nuestro capital humano para que lleven a cabo sus labores en la empresa con plenas garantías de éxito.

Estamos convencidos que la tecnología tiene que servir para ayudar al hombre, nunca para suplantarlo, ni para controlarlo. Por ello nos adaptamos a los nuevos tiempos de la mejor forma posible.

El año 2019 será un año ilusionante, en el que queden atrás muchos de los baches y sorteemos todos los diques que nos hemos ido encontrando por el camino.

Por todo ello queremos que en estas fiestas de Navidad, lo paséis lo mejor posible con vuestras familias y seres queridos, y tengáis en cuenta que también estamos con todos vosotros en cada sorbo de vino, en cada abrazo y en cada beso.

Os deseo de todo corazón que el año 2019 sea vuestro año, porque si es vuestro año, también será el nuestro. Espero que tengáis todos los éxitos personales y profesionales, y también os deseo toda la salud del mundo para estar con vuestras familias y poder seguir con esta gran familia remando en la misma dirección.

Nos sentimos orgullosos de los que somos y de lo que hemos conseguido, pero lo que hemos conseguido no lo podríamos haber hecho sin vosotros.

Muchas gracias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *