uso de algas en la cosmética

Las algas son organismos que contienen clorofila; es decir, son fotosintéticos. No poseen un sistema vascular ni desarrollan embrión. Sus estructuras formadoras de gametos, denominadas gametangios, o sus estructuras formadoras de esporas, denominadas esporangios, no diferencian células estériles de protección (con excepción de las algas de la división charophyta).
La heterogeneidad de las algas se pone de manifiesto por la variedad de grupos que incluye; por ejemplo, en relación con su coloración se dividen en verdeazules, verdes, pardas, rojas, doradas, etc.

El hábitat de las algas es básicamente acuático, aunque pueden desarrollarse en aguas dulces o salobres. Las algas también pueden vivir en otros entornos. Algunas se encuentran viviendo en la superficie del suelo o sobre rocas, sobre la corteza de los árboles e, incluso, en la nieve; un cierto número de especies vive simbióticamente con algunos hongos, constituyendo los líquenes; mientras que otras (zooclorelas y zooxantelas) son simbiontes de animales, tales como corales y esponjas.

Las algas acuáticas pueden estar suspendidas libremente, formando parte del plancton o estar fijas al fondo marino o en el fondo de aguas dulces, como constituyentes del bentos. También pueden fijarse a la madera, a los animales o a los vegetales.

El plancton es el conjunto de organismos microscópicos que viven suspendidos en el agua. Su capacidad de movimiento es muy limitada, por lo que su distribución depende principalmente del movimiento del agua. El fitoplancton es el componente vegetal del plancton y está formado primordialmente por pirrófitos y crisófitos, aunque también se encuentran algas de otros grupos. Con relación a sus dimensiones, el plancton puede dividirse en: nanoplancton (organismos menores de 5 um), microplancton (entre 5 y 500 um) y macroplancton (de dimensiones superiores).
La distribución de las algas planctónicas obedece a una serie de factores limitantes, tales como la temperatura y la salinidad del agua. De acuerdo a la luz que penetra el agua, se observa una zonificación del fitoplancton. La mayor concentración del fitoplancton se encuentra en las capas de agua mejor iluminadas. Por debajo de 100 m., disminuye la densidad; pero en ocasiones se han encontrado componentes del fitoplancton a 4000 o 5000 m de profundidad. La mayor cantidad de fitoplancton está en los mares fríos y en la zona de influencia de las corrientes marinas frescas. Probablemente a esto se deba su alta concentración de nitrógeno y fósforo.

Los organismos del fitoplancton han desarrollado una serie de mecanismos para facilitar su flotación y evitar la sedimentación.
En el agua dulce las temperaturas alcanzan valores mucho más extremos que en el mar, encontrándose tanto especies planctonicas que pueden resistir las bajas temperaturas del agua de fusión de los glaciares, como especies que prosperan en aguas termales.

El bentos es el conjunto de organismos que vive en el fondo de las aguas. Al componente botánico se le llama bentos vegetal. El bentos vegetal marino esta formado, casi en su totalidad, por algas, mientras que en el dulce acuicola la flora predominante es de angiospermas.

La profundidad a la que pueden vivir las algas bentónicas marinas depende de la cantidad de luz que penetre en el agua y esto depende, a su vez, de la latitud geográfica y de la turbiedad del agua.
Las algas bentónicas se distribuyen verticalmente en determinadas zonas. Esta ubicación de las algas depende del oleaje, la marea y la iluminación. En relación con la iluminación, las algas más superficiales suelen ser las algas verdes, a las que siguen las pardas y, finalmente, las rojas en las regiones más profundas.

En los mares tropicales la flora algal no es tan rica como en los mares templados; sin embargo, existen algunas algas que requieren temperaturas de agua elevadas y prosperan muy bien en el trópico. Pero, en general, la temperatura alta es un factor limitante para el desarrollo de las algas marinas en el trópico. La vegetación algal de los arrecifes coralinos es muy rica y variada. En las zonas húmedas se encuentran algas en la superficie del suelo, con la apariencia de una película verde; también se encuentran en vegetales, en los que llegan a cubrir la corteza y las hojas.

 

IMPORTANCIA.

Las algas son los principales organismos fotosintéticos en las aguas dulces y marinas. Por esa razón se conocen como los productores primarios ((¿?)) de una superficie equivalente aproximadamente al 70% del planeta.

El valor nutritivo de las algas marinas no es considerable en el ámbito humano, por carecer de ciertas enzimas necesarias para digerir algunos de sus carbohidratos. Su principal valor es que suministran algunas sales y vitaminas y, aparentemente, estimulan el apetito. En algunos países europeos el ganado es alimentado durante varios meses del año, exclusivamente con algas marinas, sin que resulte negativamente afectada la calidad de la carne, ni de la leche. Las algas agarófitas; es decir, aquellas con elevado contenido de coloides, se han empleado con fines curativos en afecciones estomacales y pulmonares. Otros tipos de algas se usan como vermífugos. En algunas algas se han encontrado propiedades antibióticas. Ciertas algas aéreas son causantes de alergias respiratorias. La presencia de ficocoloides, en algunas algas, es muy importante en distintas industrias, donde se requieren coloides para suspender diferentes productos; por ejemplo, en la fabricación de pinturas, en imprentas, en la elaboración de cosméticos, para suspender abrasivos o productos farmacéuticos, etc. Uno de los ficocoloides más conocidos es el agar, obtenido principalmente de las algas rojas. El agar continúa siendo uno de los mejores medios para el cultivo de bacterias, se utiliza también para retener la humedad en el pan y productos de pastelería, para confeccionar distintos tipos de postres a base de gelatina, como natillas y flanes; enlatados de carne y pescados, en productos lácteos etc. Otras aplicaciones de las algas marinas se encuentran en las antiguas industrias de jabón, vidrio y alumbre. En algunas naciones las cenizas de las algas se utilizan como fertilizantes, por su alto contenido de potasio. En su estado natural también son muy útiles, sobre todo como fertilizantes de suelos arenosos. Las algas son organismos muy importantes en la investigación científica; entre los procesos biológicos donde se ha experimentado con algas se encuentran la fotosíntesis, la nutrición, la diferenciación, la morfogénesis, etc. Actualmente se está experimentando con algas, con la finalidad de obtener fuentes suplementarias de alimento y combustible.

CLASIFICACION.

Las Algas se clasifican, de acuerdo con la propuesta realizada en 1971 por el investigador Cronquist, en ocho divisiones: Cyanophyta, Chlorophyta, Euglenophyta, Charophyta, Phaeophyta, Chrysophyta, Pyrrophyta, y Rhodophyta.
Debido a la gran variedad de algas que componen los diferenetes grupos, el concepto Alga, se usa, actualmente, para referirse a este organismo en términos genéricos. El concepto Algas como categoría taxonómica, ha sido abandonado en las clasificaciones modernas del reino vegetal.

ESTRUCTURA.

La organización morfológica de las algas es muy diversa, se encuentran como las más simples, que son células solitarias o un agregado de células que forman colonias y, las más complejas, que son pluricelulares.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *